viernes, 19 de abril de 2013



Bula del Papa Pío II

Execrabilis

1. Un execrable, como en épocas anteriores inaudita de abuso, ha surgido en nuestro tiempo, a saber, que algunas personas, imbuidos del espíritu de rebelión, presumen de apelar a un futuro consejo del Romano Pontífice, Vicario de Jesucristo, a las que se ha dicho en la persona del bienaventurado Pedro: "Apacienta mis ovejas" y "todo lo que atares en la tierra será atado en los cielos." Ellos no lo hacen porque están ansiosos por obtener una sentencia más sólida, pero con el fin de escapar de las consecuencias de sus pecados, y el que no es ignorante de las leyes se dan cuenta de lo contrario se trata de los sagrados cánones y como perjudicial para el cristiano comunidad. Porque, pasando por encima de otras cosas que son más manifiestamente opuestos a esta corrupción, que no le resultaría ridículo cuando se reivindican lo que no existe y el tiempo de cuya existencia nadie conoce el futuro? Los pobres son oprimidos en muchos aspectos por el más fuerte, los crímenes permanecen en la impunidad, la libertad se concede a los delincuentes y el orden jerárquico se confunde. 2. Deseando tanto a empujar fuera de la Iglesia de Cristo este veneno pestilente, para cuidar de la salvación de todos los que han estado trabajando para nosotros, y para mantener a raya al redil de nuestro Salvador toda causa de escándalo, condenamos las apelaciones de este tipo de el consejo de los prelados y jurisconsultos de derecho divino y humano se adhiere a la Curia y en el suelo de nuestro conocimiento seguro, y les denunció como errónea y detestable, anular y anular por completo en el caso de que cualquiera de dichos recursos, existentes en la actualidad, se puede descubrir, y declaramos y determinamos que son, como algo vacío y pestilente, no tiene importancia. Por lo tanto, exhortamos a que nadie se atreve con cualquier pretexto para hacer dicha apelación de cualquiera de nuestras ordenanzas, sentencias u órdenes y de las de nuestros sucesores, o de adherirse a tales recursos, hecho por los demás, o para utilizarlos en cualquier forma.
3. Si alguno, cualquiera que sea su estado, rango, orden o condición que sea, aunque adornado con imperial, real o la dignidad papal, podrán contravenir esto después de un lapso de dos meses a contar desde el día de la publicación de esta Bula por la Cancillería Apostólica , que ipso facto incurrir pena de anatema, de la que no puede ser absuelto, sino por el Romano Pontífice y al borde de la muerte. Una universidad o una corporación estarán sujetos a un interdicto eclesiástico, sin embargo, las empresas y las universidades, como la antes mencionada y cualquier otra persona, incurrirá en las penas y censuras que los delincuentes que hayan cometido los maiestatis laesae crimen y promotores o depravación herética se sabe que incurrir. Además, escribanos y testigos que deberán presenciar actos de este tipo y, en general, todos aquellos que remitirá con conocimiento de causa consejo, ayuda o favor a tales apelantes, será castigado con la misma pena.
4. Por lo tanto, no se permite a ningún hombre para infringir o para oponerse por la perversión audaz esta carta de nuestra voluntad, por el cual hemos condenado, reprobado, anulado, anulado, decretado, declaramos y pedimos lo mencionado. Si alguien, sin embargo, así lo intente, hacerle saber que incurrirá en la indignación de Dios Todopoderoso y de los Santos Pedro y Pablo, los apóstoles.
Dado en Mantua, en el año 1460 de la Encarnación del Señor, a los quince días antes de las calendas de febrero, en el segundo año de nuestro pontificado.

APARICIONES, REVELACIONES PRIVADAS Y VISIONES

APARICIONES / REVELACIONES PRIVADAS / VISIONES
  
 
                Un señal de Bayside, pero no una señal de Cielo
 
 La pregunta que surge a menudo la cantidad de atención que debemos
 poner en revelaciones privadas, apariciones y visiones. Ha habido 
unas 260 supuesto, falsa probable, "apariciones" desde el Concilio
Vaticano II (Medjugorje,Bayside, etc.) Demasiados católicos, tan
 confundido en el estado actual de la Iglesia, se aferran "a cualquier
 puerto en una tormenta", por lo que se aferran a la más
absurda, como la "aparición" de la Virgen María en una mancha aceite
en el metro de México o en el nudo de la madera de un árbol en el
norte de California!

En primer lugar, debe tenerse en cuenta que este tipo de 
apariciones, aunque fuera cierto,no son nunca parte de la Revelación
pública de la Iglesia, y nada en ellos es necesario para nuestra 
salvación, ni estamos obligados por ellos como estamos por la pública
Revelación de la Iglesia. De hecho, son mucho más propensos a ser diabólicos
que digno de fe. La Iglesia, por lo tanto, prohibe a los católicos
la lectura de libros y folletos que se relacionan apariciones recientes,
a menos que cuente con la aprobación específica (Canon 1399).

        Todo lo necesario para nuestra salvación se encuentra en la
Revelación pública de la Iglesia, es decir, el depósito de la fe: Sacred
Escritura (la Biblia) y la Sagrada Tradición, que se cerró con la muerte de
el último de los Apóstoles, San Juan.

Ya en el Deuteronomio,a los Judíos se les advirtió en contra de visiones:
"No has de escuchar las palabras de ese profeta o de ese soñador de sueños.
Porque tu Dios os prueba para saber si lo amas con todo tu corazón,
y con toda tu alma, .... Y ese profeta o forjador de sueños,
será muerto, porque hablaba con alejarte del Señor tu Dios "
(Deuteronomio 13:3,5 / DRV).

     Los Evangelios nos advierten: "La generación mala y adúltera requiere 
una señal: no le será dada otra, sino la señal de Jonás el profeta.
Porque como estuvo Jonás en el vientre del pez tres días y tres noches,
así estará el Hijo del Hombre en el corazón de la tierra
 tres días y tres noches."
(Mateo 12:39 / DRV) En otras palabras, vemos al Señor mismo como el signo.

        Por otra parte, el Señor mismo nos advirtió que falsos "milagros"
 pueden ser usados por Satanás para engañar: "Porque se levantarán falsos
 Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios,
 de tal manera que engañarán (si es posible) aun a los escogidos 
(Mateo 24:24 / DRV).
Cuando sus apóstoles pidieron un predicción del futuro, Nuestro Señor
 les dijo explícitamente: "No es para ti saber los tiempos o momentos
 que el Padre puso en su sola potestad
(Hechos 01:08 / DRV).

        En lugar de la enseñanza y la práctica católica y apostólica,
 presumir para encontrar una nueva base de la fe en revelaciones privadas
 profecías, visiones y "Señales y prodigios", llamado vulgarmente Fatimism
 extrema, es un grave error. Nosotros debemos ser muy cauteloso en realidad
 de estas cosas,ya que advierte la Sagrada Escritura a nosotros una y otra
 vez sobre el hecho de que incluso las visiones, apariciones, signos y
maravillas pueden ser del Diablo:

"Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus para ver si
pertenecen a Dios, porque muchos falsos profetas han salido por el mundo "(1
Juan 4:01 / DRV)

 Y de nuevo:

"Para estos falsos apóstoles, obreros engañosos que se disfrazan de
 apóstoles de Cristo. Y no es de extrañar, porque el mismo Satanás se
disfraza como ángel de luz. Por lo tanto, no es de sorprender que sus
ministros se disfrazen como ministros de justicia; cuyo fin será 
correspondiente según sus obras "(2 Corintios 11:13-15 / DRV)

 Y de nuevo:

"Y entonces el maligno se hará manifiesto: a quien el Señor matará
con el espíritu de su boca, y destruirá con la manifestación de su Parusía;
 Aquel inicuo cuya aparición es por obra de Satanás, con todo poder
y señales y prodigios de mentiras, y con toda seducción de iniquidad para
los que han de perderse en retribución de no haber aceptado para su salvación
 el amor de la verdad,Y por esto Dios les envía poderes de engaño, a fin
de que crean la mentira, para que sean juzgados todos aquellos incrédulos
 a la verdad,los cuales se complacen en la injusticia".
(2 Tesalonicenses 2:8-11 / DRV)
 El Papa Benedicto XIV (1740-1758) expresó claramente el lugar tradicional
de la revelación privada en la Iglesia cuando dijo: "[La Iglesia] simplemente
les permite [revelaciones privadas] que se publicará para la instrucción y
la edificación de los fieles. El consentimiento a que se les da no es
por lo tanto, un acto de fe católica, sino de la fe humana, basada en el
hecho de que estas revelaciones son probables y dignas de crédito.

        San Juan de la Cruz (1542-1591), quizás el mayor de la Iglesia
mística, advirtió: "El deseo de revelaciones privadas priva a la fe de su
pureza, desarrolla una curiosidad peligrosa que se convierte en una fuente
de ilusiones,llena la mente con imaginaciones, y con frecuencia resulta
la falta de humildad y de sumisión a Nuestro Señor, que, a través de su
revelación pública, ha dado todo lo que es necesario para la salvación.
Debemos sospechar de aquellas apariciones que carecen de dignidad o de
 reserva adecuada, y sobre todo, aquellas que son ridícula. Esta
última característica es una marca de maquinación humana o diabólica. Aléjate
DE VISIONES, apariciones y milagros COMO todo lo que puedas. TENGA CUIDADO DE
VISIONES, AUN CUANDO SON AUTÉNTICAS.

     San Vicente Ferrer igualmente advirtió: "El primer remedio contra las
tentaciones espirituales que las plantas diablo en el corazón de muchas
personas en estos tiempos desgraciados, es no tener ningún deseo de obtener
 mediante la oración, la meditación,o cualquier otro buen trabajo, lo que
 se llama (privados), o revelaciones espirituales
experiencias, más allá de lo que ocurre en el curso ordinario de las cosas,
 como un deseo de las cosas que sobrepasan el orden común no puede tener
 otra raíz o fundación pero el orgullo, la presunción, la vana curiosidad
 en lo que se refiere a las cosas de Dios, y en fin, una fe excesivamente
 débil. Se trata de castigar a estos malos deseos, que Dios abandona el alma,
 y ​​le permite caer en las ilusiones y tentaciones del diablo, que seduce,
 y representa a la misma falsas visiones y revelaciones engañosas.
 Aquí tenemos la fuente de la mayor parte de las tentaciones espirituales
 que prevalecen en la actualidad; tentaciones que el espíritu de las raíces
 del mal en las almas de los que se puede llamar los precursores del Anticristo ".

 El Papa San Pío X capturó el sentido verdaderamente católico cuando escribió
 en 1913: "Cuando alguien me habla de lo extraordinario, es lo más incrédulo
 en el mundo ..., pero cuando la santidad resulta de la práctica
de la virtud ..., yo creo en eso. Esta misma mañana ... Decía que a lo largo
hace que el demonio se manifieste abiertamente en los posesos quienes sufren
por esa causa y de quién podía ser conducido solamente por exorcismo.
 Ahora tiene cambiado su método, sino que toma la apariencia de santidad
 y hace que la gente crea en las visiones. Incluso se da a ciertas personas
 el conocimiento de cosas ocultas, por lo que pueden parecer profetizar,
 a veces incluso se simula estigmas! Pero en cuanto a la santidad se
 expresa en la simple práctica de la virtud ...,
Yo creo en eso. Esta es sin duda la santidad .... El camino a la santidad no es
difícil. Es un camino espinoso, pero fácil ".
 
  Ejemplos de falsas apariciones:

 ¿Qué dice Medjugorje? Sus mensajes prueba
que también es una falsa aparición“



La Virgen siempre subrayo que no hay sino un solo Dios y que la separación no natural
se ha aplicado por las personas En verdad no se puede creer, ser un verdadero cristiano, si no
respeta también a las otras religiones

" Visionaria"
Ivanka Ivankovic
La Virgen dice que las religiones estánseparadas en la tierra,pero que la gente de todas las
religiones son aceptadas por su Hijo

«Visionaria»
Ivanka Ivankovic
Pregunta: “¿La Santísima Madre está llamando a todas las personas a ser católicas?”
Respuesta: “No. La Santísima Madre dice que todas las religiones son queridas para 
ella y su Hijo”.

«Visionaria»
Viacka Ivankovic
Esto es una apostasía total del mensaje de Medjugorje. Es un rechazo del dogma católico; es un rechazo
del dogma Fuera de la Iglesia Católica No Hay Salvación; y es un rechazo completo
de la clara enseñanza del Evangelio sobre la necesidad de creer en Jesucristo, el Hijo de Dios,
 para la salvación. Esto prueba que Medjugorje, como los restos de las falsas apariciones modernas,
son decepciones del diablo. Los que estén consientes de estos hechos y rehúsan
a rechazarlo como una falsa aparición,estarán rechazando la fe católica
 

jueves, 18 de abril de 2013

LA ORACIÓN

Jorge Leonardo Lucero
          para
Espolon

LA ORACIÓN

 

¿Qué es la oración?

La oración es el medio más necesario y seguro para alcanzar la salvación y todas las gracias que ella acarrea.
Santo Tomás de Aquino nos dice que la oración es la elevación del alma hacía Dios, también agregamos que la oración es la elevación del alma y del corazón a Dios para adorarle, darle gracias y pedirle lo que necesitamos, pero para observar totalmente los mandamientos de Dios se necesita sobre todo la ayuda actual de Dios, que El le concede solo al que reza y persevera en la oración.
San Carlos de Borromeo dice que la oración es el principio, progreso y coronamiento de todas las virtudes.
San Agustín nos dice que la oración es el alimento del alma, sin la oración no puede el alma conservar la vida de la gracia, con esto podemos decir que la oración es el arma más necesaria para defendernos de los enemigos de nuestra alma.
La oración es también un medio absolutamente necesario de perseverar en la Gracia, con la oración todo lo podéis, todos los santos comenzaron su conversión por la
oración y por ella se salvaron, y los condenados se perdieron por su negligencia en la oración, debemos comenzar todos los días comenzando rezando de rodillas las oraciones de la mañana, el rezo diario del Santo Rosario, las oraciones de la noche.
La oración debe de ser bien hecha, sino de otro modo estaríamos ofendiendo a Dios, con la oración nos fortificamos frente a nuestros enemigos, el tiempo dedicado a la oración es el tiempo más feliz y precioso de nuestra vida, el cristiano no deja la oración sino con gran pena, los tiempos rezando le parecen brevísimos, durante la oración no hay que pensar en trabajo alguno ni otra cosa mundana. Hay que vivir con la Esperanza de ir al Cielo, digo esperanza considerando el océano inmensurable de la misericordia del Señor, el deseo que El tiene de hacernos felices, todo lo que ha hecho para merecernos el Cielo, y debemos dirigirnos a Él con gran confianza y con San Bernardo le diremos “Dios mío esto que os pido no lo he merecido, mas lo merecisteis Vos por mí, si me lo concedéis es solamente porque sois bueno y misericordioso.
La Iglesia que Nuestro Señor Jesucristo fundo se llama “Casa de oración”, y para diferenciarla de las otras sectas, la oración al ser un medio de oración es un sello que distingue a la Santa Iglesia, una evidencia más de que fuera de la Santa Esposa de Cristo no hay posibilidad de santificación del alma, ergo no hay salvación fuera de su seno.
De la necesidad de la oración:

Nuestro Señor Jesucristo nos ha dicho que sin El nada podemos hacer, esto es que sin su Gracia no podemos realizar obras buenas que aquellas que Dios nos ayuda a hacer con su gracia. San Agustín sostiene que el don de la perseverancia solo se les concede a los que rezan. La oración no solo es una necesidad de precepto sino también es una necesidad de medio ya que es menester que recemos siempre y en todo lugar para estar en amistad con Dios, para de este modo salvarnos.
San Gregorio dice que los hombres que rezan alcanzan las gracias que Dios determino concederles antes de todos los siglos. Con la oración pedimos al Señor la luz y la fuerza para observar los mandamientos.
¿La oración necesaria para vencer las tentaciones?

La oración es necesaria para vencer las tentaciones, pues para salvarnos debemos luchar y vencer a todos nuestros enemigos que no son pocos los que nos rodean y Dios permite que nos asalten estos mismos que con nuestras solas fuerzas no podemos vencer, y para que recemos y por ese medio obtengamos la gracia divina que necesitamos. San Gregorio Nacianceno dice que la oración es la defensa de la pureza, y es que nadie podrá vencer las tentaciones impuras de la carne sino se encomienda al Señor en el momento de la tentación.
La virtud de la castidad es posible solo con la ayuda de Dios ya que con nuestras propias fuerzas no podemos practicar, nada bueno podemos hacer porque sin la Gracia de Dios estamos perdidos y condenados, san Agustín dice que no sabrá vivir bien quién no sabe rezar bien, es por eso que debemos de perseverar hasta el fin, debemos

vivir temblando, en una especie de desesperación y de esperanza, debemos entonces de confiar en Dios y tener el Santo Temor de ofenderle.
 Cuando oramos Dios nos envía amigos para consolarnos ya sea un ángel o algún santo, así sucedió a San Pedro por ejemplo, nos hacen sentir con mayor fuerza la eficacia de su gracias al fin de fortalecernos y armarnos de valor.
Con la oración hallamos el remedio de nuestra debilidad y Dios jamás permite que seamos tentados por encima de nuestras fuerzas, sino que de la misma tentación nos hará sacar provecho para que podamos mantenernos, antes bien nos dará la ayuda de la Gracia para que podamos resistir la violencia de la tentación.
Necesidad de acudir a los santos como nuestros intercesores:
Si es licito encomendarse a las oraciones de los vivos, no lo será acaso invocar a los santos que están en el Cielo y más cerca de Dios, y si alguno no fuese digno, cuando los santos ruegan por él, se hace digno desde el momento en que recurre a su intercesión.
Los santos son nuestros intercesores y mediadores nuestros, esto es así porque, Dios quiere que nos salvemos por intercesión la de los mismos, Él lo ha hecho para conservar en todo el orden general establecido de obrar siempre por medio de las causas segundas.
De la Intercesión de María Santísima